LAS MADERAS APROPIADAS PARA NUESTRAS MANUALIDADES

 

 

 

 

 

Cuando trabajamos en m

Primero debe tener mucha paciencia y amor por lo que quiera realizar.

La madera mdf o trupán o aglomerado es madera prensada de virutas por lo que es muy áspera al tacto y debe ser imprimada y bien lijada al comenzar un pintado en ella.

Déle una imprimación con imprimantes que vienen ya dispuestos en el comercio o simplemente con goma laca, que es un preparado hecho con escamas de goma laca y alcohol.

También puede utilizar látex blanco al agua .

Dé varias capas, secando con secador entre capa y capa.

En el caso de la goma laca dé solamente una mano y limpie muy bien su pincel con alcohol.

Luego proceda al lijado . Realícelo con lijas al agua, que vienen de distintas numeraciones. Mientras mas alta la numeración, más fina será la lija.

Una vez lijado, con un pañito retire el polvo..

Vea que la superficie esté suave al tacto, sobre todo las orillas.

Si ve que aún hay porosidad, proceda a lijar nuevamente.

Seguramente al lijar verá que se sale la pintura de base o goma laca. Entonces proceda a darle una capa nueva y secarla. Luego lije.

Este consejo le servirá para tratar la madera aglomerada.

En caso de ser madera de pino u otra, no tiene que hacer este procedimiento, ya que estas maderas son suaves al tacto y no absorben tanto la pintura.

Ahora tiene su madera lista para empezar a pintarla.

 

Los materiales que necesitaremos son:
•    objeto a decorar
•    pinceles  (para este proceso es mejor usar pinceles viejos pues pueden estropearse un poco)
•    sellante
•    lija
•    recipiente de agua para limpiar los pinceles
•    papel toalla o trapo

Paso 1:
En el caso de la madera maciza o natural, lo primero que hay que hacer es lijarla bien de tal forma que quede totalmente suave al tacto por todos sus lados, tanto por dentro como por fuera si es el caso. Luego, con un pincel o pequeña brocha, se le aplicará el sellante y luego se dejará secar.
En el caso de los objetos de aglomerado de madera, puede dársele la primera capa de pintura (color de fondo) y, una vez seca la pintura, se procederá al lijado.
lijar-la-madera
Paso 2:
Dar una segunda capa de pintura o sellante, según el caso. Dejar secar y volver a lijar sólo si es necesario.

Paso 3:
Dar una capa de pintura del color de fondo deseado y transferir el diseño.

Es importante tener en cuenta que aunque el trabajo de lijado pueda resultar a veces tedioso, es un punto clave para la calidad del trabajo final. A veces es necesario lijar más de una vez y entre capaz de sellador y/o pintura.

 

 

Para pintar sobre madera, primero debemos preparar las superficies. Lijamos y limpiamos la madera, para eliminar impurezas y cualquier elemento extraño.

Cuando no empleamos tintes, debemos aplicar una capa de imprimación para sellar los poros de la madera. La tinta se distribuye sobre la madera al natural. En caso que de deseemos darle un fondo de color plano, aplicamos el color con una paletina, para fondos texturados utilizamos esponja.

La textura con esponja se aplica sobre el fondo de color, impregnando la esponja en pintura y retirando el exceso en un papel. Con ligeros toques cubrimos la superficie de manera que se vea el color de base. Podemos sustituir la esponja por un trozo de plástico, papel o trapo. También podemos dar la textura sin cambiar de color, de modo que al realizar la pintura decorativa, simplemente nos queda la base texturada en color uniforme.

Sobre el fondo preparado aplicamos el diseño que deseemos, en el estilo decorativo preferido.